miércoles, 20 de abril de 2016

LA CRUZ DE "CACHUPÍN", EL PERRITO CUIDADOR DE HUMBERSTONE

  • NOMBRE: Animita de Cachupín
  • COORDENADAS: 20°12'16.65"S 69°47'54.23"W
  • CIUDAD/UBICACIÓN: Ex Salitrera Humberstone, Comuna de Pozo Almonte, Región de Tarapacá - Chile
  • DIRECCIÓN: Sector de maquinarias y talleres al fondo de la salitrera, frente a los galpones.
  • CATEGORÍA: Animita rural / Tumba milagrosa
  • FAVORES SOLICITADOS: Desconocidos. Suponemos que de gente que vivió en Humberstone o sus descendientes.
  • RESEÑA:  A fines de la época salitrera, vivían en la ya entonces cerrada oficina de Humberstone varios perros que eran de su último propietario, don Isidoro Andía, para que evitaran los robos de máquinas, herramientas y materiales frecuentes en las salitreras abandonadas. Uno de ellos era Cachupín, o más exactamente Cachupín 2, según la inscripción que lo recuerda. Sucedió que en las Fiestas Patrias de 1968, una pandilla de ladrones ingresó furtivamente al recinto y fueron descubiertos en el acto por los canes. Trágicamente, uno de los delincuentes que escapaba acabó asesinando al perrito Cachupín, que era muy querido por el dueño y los cuidadores, al parecer, porque levantaron una cruz con su nombre allí recordando que "murió cumpliendo con su deber", lugar donde también estaría sepultado para que siga vigilando la salitrera desde el Más Allá.

miércoles, 13 de abril de 2016

ANIMITA DE PLAYA CHIGUALOCO

  • NOMBRE: Animita de Chigualoco
  • COORDENADAS: 31°45'17.74"S 71°30'40.40"W
  • CIUDAD/UBICACIÓN: Playa Chigualoco sector de acceso, comuna de Los Vilos, Región de Coquimbo - Chile
  • DIRECCIÓN: Playa de caleta Chigualoco, sector Sur, junto al acceso a la zona de camping.
  • CATEGORÍA: Animita de carretera / Animita rural.
  • FAVORES SOLICITADOS: Relativos a seguridad en el mar, por bañistas y pescadores. Quizás también reciba alguna flor de los surfistas que llegan a este sitio. Se le colocan simbólicamente conchas y caracolas como ofrendas.
  • RESEÑA:  La animita corresponde al fallecido llamado Fernando Rodrigo Salas González, ahogado y desparecido en esta playa en tiempos en que era muy popular y solía llenarse de carpas y toldos durante el verano. Fernando era un santiaguino de 28 años que acabó tragado por el peligroso mar de esta zona no apta para el baño, junto a otros dos vacacionistas que también se aventuraron imprudentemente entre la marejada, el 14 de febrero de 1999. La intensa búsqueda de los rescatistas dio con los cadáveres de los otros dos hombres, pero no con el de Fernando, siéndole levantada esta animita por su madre y su hija para recordarlo frente al océano de su tumba marina. La animita también tiene mensajes con referencias sensibles hacia una mujer llamada Gladys, firmada por su esposo.